• Gabriel Rodrigues

¿Cómo competir con la competencia que cobra más barato?

¿Cómo competir con un competidor que cobra más barato que yo? Todos los prestadores de servicios se han hecho esta pregunta.


Lo que no saben es que esto es más común de lo que creen. Después de todo, la competencia por el mercado es cada vez más feroz, y muchos terminan cayendo en la tentación de ofrecer el precio más bajo, solo para no “perder” al cliente. ¿Has hecho esto también?


Así que tenga en cuenta que esta no es la única solución a este desafío.


En este artículo, hablaremos sobre las mejores formas de competir con su competencia, sin tener que cobrar más barato.


¿Estas curioso? ¡Sigue leyendo!


¿Quién cobra más barato vende más?


Respuesta rápida: ¿la empresa que vende más barato es la que más vende? La respuesta suele ser no.


Solo mire a la empresa de servicios más grande de su industria y evalúe si, de hecho, lo que ofrece es el servicio más barato.



¿Por qué la guerra de precios no es la mejor estrategia?


Primero, debe comprender que el cliente que solo se preocupa por el precio no siempre lo contratará.


Después de todo, tan pronto como encuentre a alguien que cobre menos, probablemente dejará su empresa.


Además, podría terminar perjudicando las finanzas de su empresa si sigue tratando de igualar su precio al de la competencia.

Después de todo, cada negocio tiene un costo específico, y no sabes qué hace el competidor que te permite tener el precio más bajo.


Por ejemplo, si trabajas con cierto tipo de equipo que agiliza el servicio, no tiene sentido bajar el precio sin tener en cuenta los costos que tenías o tienes que mantener. Otro punto importante es evaluar la imagen que desea transmitir a sus clientes.


Al fin y al cabo, si siempre ofreces descuentos o haces promociones constantemente, la gente te estará esperando para bajar el precio antes de contratar tus servicios. Y así, creas un círculo vicioso.


¡Pero no te preocupes! Te daremos algunos consejos sobre cómo puedes ser más competitivo, sin tener que recurrir al precio más bajo. Siga los siguientes temas.



¿Cómo competir con quien cobra más barato?


Antes de comenzar a hablar sobre formas de vencer a los competidores sin bajar el precio, deténgase y reflexione sobre los siguientes puntos:


  • ¿Qué haces cuando un cliente dice que encontró a alguien que cobra menos?

  • ¿Cómo reacciona cuando se entera de que un competidor ha cubierto su oferta?




En estos casos, en lugar de apresurarte a bajar el precio o renunciar a la venta, detente a analizar qué ofrece tu empresa como diferencial o busca algún atributo en el que puedas destacar.


Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo a cambiar su comportamiento:


1º Conoce bien tus diferenciales


Comprender lo que ofrece su empresa de manera diferente lo ayudará a vencer a quienes cobran menos. Además, su cliente necesita conocer el valor agregado a su servicio y qué justifica el precio que está cobrando.


Por ejemplo, un servicio personalizado, o un servicio garantizado, en el que su cliente puede confiar en su durabilidad. Explique a su cliente ese viejo dicho, dónde “barato es caro” cuando contrata un servicio de mala calidad, y que a menudo requiere la compra de más repuestos, o incluso un nuevo servicio con más frecuencia.


2º Realiza una análisis de la competencia


Además de ser importante para encontrar el diferencial de su marca, conocer bien a su competidor puede ayudarlo a identificar sus fortalezas y debilidades. De esa manera, puede comprender por qué su precio es más alto o más bajo que el suyo.


Y, sin embargo, puede averiguar qué comentan sus clientes en las redes sociales sobre la calidad del servicio, el servicio al cliente, la entrega y similares.


¡Pero ten cuidado! Al analizar, no sigas comparándote con las empresas más grandes, ni sigas intentando copiar las estrategias de otras empresas. Al fin y al cabo, todo el mundo conoce sus particularidades, y lo ideal es que descubras cómo diferenciarte entre las opciones que ya tiene el mercado.



3º Conoce bien a tu público objetivo


Otro punto importante es conocer bien a tu público, no solo para entender sus preferencias a la hora de vender, sino también para crear una relación duradera y atraer a un público similar. Después de todo, los consumidores prefieren empresas que se preocupan por sus necesidades y se preocupan por el éxito posventa. Por lo tanto, hable con su público, descubra por qué prefirieron sus servicios y asegúrese de que puedan regresar e incluso recomendarlo a otras personas.


4º Aprenda nuevas técnicas de negociación


Quizás sea necesario mejorar la forma en que intentas convencer a tu cliente para que contrate tu servicio. Después de todo, hay algunos trucos que puede utilizar para convencer al negociar de que su precio es coherente con un buen servicio.


Por ejemplo, suponga que un cliente ha venido a su tienda para solicitar un presupuesto. Y al final, dice que va a hacer una investigación más en otras empresas. En este momento, pregunta: ¿realmente desea gastar combustible y tiempo investigando en otro lugar, cuando puedo servirle de la manera que lo necesita?


En este momento, plantarás una posibilidad en la mente del cliente, en la que podrá ver una conveniencia más a la hora de contratarte. Créame, el público tiende a decidir más rápido cuando se da cuenta de que tendrá más trabajo buscando un precio más bajo.


Otra forma de negociar es retirando algunos beneficios cada vez que el cliente te pide un descuento.


Por ejemplo, si insiste en pagar más barato, puedes decirle que estás de acuerdo, pero si tienes más tiempo para entregar.


Así, sentirá que estás dispuesto a servirle, pero que cuanto más intenta quitarle el precio, más pierde en calidad.


Consejo extra para vencer a los que cobran más barato


Aún sobre la importancia de tener un diferencial, ¿alguna vez has pensado en incrementar el nivel de calidad de tu gestión? Pues bien, actualmente existen varias herramientas de vanguardia que han ido transformando el mercado de prestación de servicios.


Y uno de ellos es el sistema de gestión para prestadores de servicios que cuentan con equipos sobre el terreno. Si su empresa tiene 3 colaboradores más en el equipo externo, entonces puede ser el momento de invertir en una herramienta de automatización para administrar estos trabajadores y, por lo tanto, aumentar la calidad de los servicios prestados.





5 vistas0 comentarios
ads_Prancheta 1 cópia.png