• Gabriel Rodrigues

Planificación y control de la producción: ¿qué es y cómo se hace?

¿Sabes cómo planificar y controlar de manera eficiente la producción en la industria? La planificación y control de la producción, también conocida como PCP, es una herramienta que ayuda a organizar el proceso productivo de las empresas.


Su objetivo es producir más, gastar menos y generar más beneficios. En una industria, el gerente del departamento de MPC debe asegurarse de que la demanda del cliente se satisfaga en la cantidad correcta, en el momento adecuado y con la mayor calidad posible. Por lo tanto, los principales objetivos de este programa de producción son: crear un flujo de trabajo estructurado, intensificar la producción y lograr los mejores resultados posibles.


Por lo tanto, un gerente de producción debe asegurarse de que la rutina operativa de la industria funcione a la perfección, con un nivel satisfactorio de productividad y calidad para los clientes.


Por esta razón, aprenderá en este artículo todas las etapas de un Planificación y Control de Producción (PCP), así como también cómo esta estrategia puede ayudar a mejorar su gestión.


¿Cuáles son los pasos del PCP?


La programación de la producción puede realizarla un desarrollador específico. Pero debe ser administrado y monitoreado por el gestor de producción. Después de todo, es un proceso largo y complejo, dividido en tres niveles:


1 - Planificación: parte en la que se decidirá qué se producirá y qué recursos se utilizarán;

2 - Programación: etapa de definición de recursos y secuencia entre flujos;


3 - Control: fase de seguimiento y corrección de desviaciones de planificación.


Consulte todos los pasos de un proceso MPC:


Previsión de demanda


En el primer paso, el gestor deberá saber cuánto pretende vender la empresa en un período de tiempo determinado. Y así, calcular la demanda de producción para atender a los clientes.


Porque, incluso si su empresa produce productos por encargo, es fundamental prever las demandas del gestor.


El objetivo es predecir los periodos con mayor número de solicitudes, para no dejar de atender a los clientes cuando necesitan sus productos.


Por lo tanto, en base a esta planificación, los colaboradores pueden prepararse para posibles imprevistos en el día a día de la producción. Como una falla en el equipo o la falta de recursos en stock.


Así, la previsión de la demanda tiende a acercar estimaciones de producción a corto, medio y largo plazo, y así asegurar que la empresa cuente con los recursos necesarios para fabricar los productos.


Planificación de la capacidad de producción


La segunda etapa de planificación y control de la producción consiste en trabajar para proyectar la capacidad productiva de la empresa a medio y largo plazo. Las preguntas que se hacen en este paso son:


¿Mi empresa está preparada para las posibles demandas?


¿Cuánto produce la empresa al día?


¿Cuánto se necesita para satisfacer las demandas que deben surgir?


¿Tenemos suficiente mano de obra, activos y materiales?


Puede ser que la respuesta a estas preguntas indique la necesidad de comprar nuevos equipos, y también contratar más empleados o incluso aumentar el stock.


Después de todo, el objetivo de esta parte es mantener la operación en funcionamiento en todo momento, con el mayor índice de calidad posible.


Planificación de la producción agregada


El propósito de la planificación de la producción agregada es definir la mejor estrategia de operación. De esta forma, es posible conciliar los recursos productivos de la empresa con las demandas de los clientes. Generalmente, este paso funciona en el mediano a largo plazo, en el que los niveles de producción y stock están preestablecidos.


En este caso, el desafío del gestor es adecuar los recursos a las demandas, de manera que la empresa tenga la capacidad de atenderlos cuando sea necesario. Las atribuciones de recursos se refieren a la contratación o despido de colaboradores, la compensación por horas extraordinarias, la subcontratación de empresas para reducir costos y el control de inventarios.


Así, el gestor se encargará de adecuar el precio de venta de los productos, aumentando o disminuyendo según la cantidad de demandas y recursos.


Planificación de la producción maestra


El Plan Maestro de Producción puede considerarse una versión detallada de todos los elementos que se encuentran en el plan agregado de la empresa.


En esta fase del PCP, el supervisor realiza semanalmente el seguimiento de los procesos. La actividad principal del Plan Maestro de Producción es la gestión de pedidos, lo que permite saber si la empresa es capaz de cumplir con los plazos y garantizar la calidad en el servicio.


Planificación de materiales


La gestión de materiales industriales es uno de los aspectos más importantes de la Planificación y Control de la Producción. En la planificación de materiales, se realiza una previsión de la cantidad de productos utilizados en el proceso de producción de la empresa. De esta forma, el gerente podrá programar su stock, siempre teniendo en cuenta las materias primas y materiales que se utilizarán en la producción.


Programa de producción detallado


El programa detallado de producción de la industria define cómo operará la fábrica en el día a día y cuánto producirá.


Algunas de las actividades que involucran esta fase del MPC son: gestión de materiales, secuenciación de órdenes de producción, emisión y liberación de órdenes.


Control de producción


Básicamente es la última etapa del PCP y consiste en monitorear los procesos productivos. Para controlar si la producción está siguiendo la planificación realizada anteriormente. Esta es la fase de medición de todos los pasos anteriores, en la que el gestor acumula datos e información para tomar decisiones asertivas.


Conclusion


Una planificación y control de producción bien estructurados depende de varios pasos integrados, que deben realizarse bajo la supervisión de un gerente de producción.


A través de esta planificación, será posible tener la certeza de que su empresa está preparada para atender todas las demandas que se le presenten. Después de todo, el gestor debe monitorear los KPI de producción en todo el proceso de producción de la industria. Solo entonces se optimizará la operación, se reducirá el tiempo de producción y se reducirán los costos.


Si su gestión de producción está unida a un buen MPC, esta organización puede convertirse en la gran ventaja competitiva de su industria. ¿Sabías cómo funciona el sector de Planificación y Control de la Producción de una empresa? Comparta con nosotros: ¿La operación de su industria realmente está siendo productiva?



2 vistas0 comentarios
ads_Prancheta 1 cópia.png