• Gabriel Rodrigues

Productividad en el trabajo de los vendedores externos

Si tuviera que explicar qué es la productividad en el trabajo en una oración, esa oración sería: producir más con la menor cantidad de tiempo y recursos.


Pero no es tan simple. No basta con producir mucho, ¡pero con baja calidad! Es necesario equilibrar la cantidad de tiempo invertido, con los recursos utilizados y también con la calidad del producto.


Suena como una tarea bastante abrumadora, ¿no? ¡Quédate tranquilo! Sigue leyendo esta publicación porque te ayudará.


3 pasos para una mayor productividad en el trabajo


¡Hemos enumerado 3 pasos simples para ayudarlo a ser más productivo en el trabajo y luego aplicar estos pasos a las ventas de su empresa! ¿Vamos?


#1 Ser organizado


Es muy importante que te organices para no perder el tiempo. Te aconsejo que organices tus tareas por temas. No salte de una tarea a otra que tenga contextos completamente diferentes.


Concéntrese en aquellos que tienen el mismo problema y luego sí, trabajen juntos para resolverlos. Hemos seleccionado un artículo realmente interesante en el que se puede obtener información realmente valiosa.


Para mantener tu día a día aún más organizado, es interesante que anotes tus tareas. Hay personas que prefieren el viejo portátil bueno, pero también puede obtener ayuda tecnológica para eso. Existen muchas plataformas online que organizan tareas de forma práctica y precisa, como Trello, Asana y Evernote.


¡Hay muchas opciones! Elige el que mejor se adapte a tu estilo y organiza tus tareas del día.


# 2 Gestiona el tiempo


Para administrar el tiempo, debes tomar decisiones. Puede optar por trabajar con tareas que sean prioritarias o perder su tiempo.


Es importante educarse a sí mismo para mantenerse concentrado mientras trabaja. Revisar su correo electrónico cada 10 segundos o distraerse mirando su teléfono celular es fatal para su productividad.


Para que tengas una idea del tiempo que dedicas, existen aplicaciones que cuentan cuánto tiempo pasas en las redes sociales, es decir, cuánto tiempo pierdes en horario laboral. ¡Verás cuánto tiempo perdimos y ni siquiera nos dimos cuenta!


Para darle aún más control sobre su tiempo en el trabajo, puede contar el tiempo que se dedica a cada tarea con herramientas de seguimiento del tiempo. Estas herramientas ayudan a enfocarse en el cumplimiento de las tareas, ya que brindan informes detallados sobre las horas invertidas en cada tarea, con qué cliente o colaborador. Algunos ejemplos de herramientas de seguimiento del tiempo: Toggl, 5 p. M., Horas y Trabajo en equipo.


¿Ves cómo es posible tener un poco más de cuidado y control con el tiempo? Lo que no es posible es dejar pasar el tiempo y no tener foco, ¿verdad? ¡Toma la decisión de ser más productivo, evita distracciones y ponte manos a la obra!



# 3 Descansa (¡sí!)


Una buena noche de sueño te hace muy productivo, ¿sabes? Es muy importante que descanses y duermas para poder tener más concentración. Mantener una rutina saludable, comer a tiempo y hacer ejercicio también contribuyen a su productividad laboral.


Además, ¡tomar descansos también puede ser beneficioso! Pero no vale la pena tomarse un descanso para mirar las redes sociales, después de todo, no queremos perder el enfoque, ¿verdad? Tómese un breve descanso de 15 minutos para estirar las piernas y volver a sus tareas.


Estos 3 consejos son sencillos y se pueden aplicar a cualquier departamento de una empresa, al fin y al cabo, ser productivo es el deseo de todo aquel que piensa en su futuro profesional.


Ahora, te voy a mostrar cómo aplicar estos consejos en tu departamento de ventas, porque un equipo productivo significa mayores ventas y, en consecuencia, más ganancias.


Aplicar la productividad en el trabajo en las ventas


El principal objetivo de todo profesional de ventas es cerrar tratos y ganar clientes. Muchos profesionales pierden valiosas oportunidades de alcanzar su objetivo debido a la falta de productividad y organización.


Así que aquí hay algunos consejos para que aplique los principios de productividad en su equipo de ventas.


Hacer una buena planificación


La idea es no perder el tiempo, así que ten un buen plan. Si ya has preparado uno, ¡revíselo lo antes posible!


Al verificar los problemas que existen en las estrategias de ventas, es posible corregir y pensar en un mejor plan de acción. En esta etapa, también es importante definir un proceso de venta para que cada colaborador sepa por dónde empezar, cuáles serán sus objetivos y metas, de forma clara y objetiva. Esto incluso facilita la medición de resultados, ya que todo será documentado y predefinido por el gestor.


Entender que una cierta armonía entre la gerencia y el equipo de ventas es necesaria para que los resultados de productividad comiencen a aparecer, al fin y al cabo, los problemas se generan por la baja productividad.


Entrenar a tu equipo


Es fundamental capacitar y formar a los colaboradores. Tómese un tiempo de su agenda para enseñar nuevas habilidades a su equipo de ventas y déjeles que apliquen lo que han aprendido en su vida diaria.


Si no puedes, contrata a alguien para que te dé la formación y sé siempre consciente de los resultados, porque a la hora de formar a tu equipo, seguro que vendrán. ¿Pero entrenar qué? Es muy común no saber con qué está luchando su equipo, así que mantenga el diálogo, pregunte a sus empleados qué les gustaría aprender o profundizar.


Pregúntele a su departamento de recursos humanos si hay algún problema importante que deba plantearse en la capacitación e investigue los temas.


Después de haber decidido el tema, toca pensar en la logística: ¿cómo será el curso? ¿En persona o a distancia? ¿Qué materiales se utilizarán? ¿Cuántas personas del equipo tomarán el curso? ¡Asegúrese de que al empoderar a su equipo, su negocio gane!


Incentiva a tu equipo


Para que la productividad en el trabajo sea efectiva, es necesario incentivar el trabajo de sus empleados. Fomente un entorno empresarial ligero, nadie es productivo cuando solo se le factura todo el tiempo. Es necesario motivar e involucrar a sus colaboradores.


Por eso, ¡sé un líder y no un jefe! ¿Sabe usted la diferencia? El líder está junto con el equipo, ayudando y apoyando la adversidad, mientras que el jefe, desde lejos, manda. ¡Construya una relación de confianza con sus colaboradores!


Establezca metas semanales, mensuales y anuales. ¡Envíe sus comentarios y muestre los resultados! Además, promover happy hours y tertulias para que el equipo se integre y el ambiente sea saludable. Es necesario que los colaboradores tengan espacio para opinar y libertad para crear, y todo ello contribuye a una empresa más productiva y comprometida.


No te olvides de monitorear



¿Organizado haciendo una buena planificación? ¿Manejaste el tiempo para entrenar a tu equipo? ¿Todos descansados ​​y motivados?


¡El trabajo aún no ha terminado! Ha llegado el momento de vigilar.


Muchos gestores después de notar un cierto avance en las cifras de ventas dejan de lado el monitoreo y esto es un gran error. Al monitorear, tu eres consciente de lo que puede estar mal y lo que puede estar bien y, por lo tanto, hace ajustes para que el crecimiento sea siempre constante.




38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
ads_Prancheta 1 cópia.png